Gestión de Rendimiento

 In Consejos

En la actualidad con tantos cambios constantes dentro de la sociedad moderna, es importante que una empresa u organización pueda mantener sus niveles de productividad y competitividad, se necesita tener la capacidad de adaptación, en donde se pueda acoplar los conocimientos y acciones a las circunstancias actuales.

Claro que se necesita que la empresa pueda dirigir y medir sus niveles de rendimiento de acuerdo a las circunstancias que pueden ser cambiantes, por ejemplo lo que esta pasando en este año 2020. Llevar la implementación de ciertas acciones que vayan dirigidas a orienta, revisar y adaptar todas aquellas competencias de sus empleados, para su desarrollo y la obtención de mejores resultados.

Por ello hoy hablaremos sobre la gestión del rendimiento que es uno de los subsistemas que componen un Sistema Administrativo de Recursos Humanos.

¿Qué es la gestión del rendimiento? 

Y entonces ¿Que es la gestión del rendimiento? de una manera sencilla es un proceso para mantener la productividad y competitividad de una empresa; dentro de un ambiente que cambia constantemente y que es dinámico, aplicando medidas que vayan enfocadas a desarrollar niveles de rendimiento individual de sus empleados dirigidos a alcanzar los objetivos generales de la empresa.

Acciones enfocadas en la gestión de rendimiento

Vamos analizar las acciones mas importantes que van enfocadas a la gestión de rendimiento, las cuales son esenciales para este proceso.

Planificar: La empresa debe tener una planificación de las medidas que aplicará para el mejoramiento del rendimiento individual de sus empleados, políticas de incentivos, capacitaciones, recompensas, etc.

Fijar metas u objetivos: La empresa deberá establecer cuáles son sus objetivos a alcanzar en un período determinado y hacer que sus empleados trabajen en función a éste. Sin embargo es importante fijar también metas individuales para cada empleado y hacerlo conjuntamente con el mismo.

Evaluar el rendimiento general e individual: La empresa debe evaluar y monitorear su rendimiento general y observar las variables que lo afectan, de esta manera le será mucho más fácil encausar sus actuaciones para mejorarlo.

Mantener una línea de comunicación abierta con sus empleados: Es importante que se escuche a los trabajadores, de esta manera sabremos mejor cómo podemos motivarlos, entenderemos qué necesitan para avanzar y cómo pueden contribuir a la empresa.

Analicemos que cuando se busca tener altos niveles de productividad se debe siempre buscar el desempeño de los empleados, la personas son sin duda lo mas importante, por ello la gestión de rendimiento se enfoca es esta pieza principal que son las personas.

¿Como se puede desarrollar?

Muy bien hablemos sobre el desarrollo de la gestión de rendimiento; la empresa requiere tener un enfoque claro y trabajarlo con los empleados este enfoque debe ir dirigido a la cooperación y retroalimentación para que el resultado sea el mejorar el rendimiento individual, con el propósito de aportar y contribuir para alcanzar los objetivos de la empresa.

Es importante ver la manera de dirigir las acciones individuales a los objetivos generales, por ello es de gran importancia que los empleados puedan sentirse parte importante de la empresa, Hacer mas fuerte la idea que cada persona y la empresa comparten el mismo valor, mismo camino, por lo tanto mismo destino.

Esto motiva a los empleados hacia el éxito, establece un sistema justo de compensaciones, garantiza su crecimiento personal dentro de la organización, escúchale, capacitarlo, evaluar su desempeño y ofrecerle corregir cualquier obstáculo que le impida ser mejor. El desarrollo individual es el desarrollo general, cada empleado es la empresa, esta clase de identificación y sentido de pertenencia es la clave al éxito de cualquier organización.

Recent Posts