El reskilling y la resiliencia para este futuro incierto

 In Consejos

En el aspecto laboral cada día cambian mas las habilidades que se requieren, de una manera más rápido en la medida en la que avanza la tecnología. Hoy más que nunca; necesitamos voltear a ver y analizar el reskilling como una de las herramientas que nos puede apoyar para prepararnos para estos cambios que ya están sucediendo en este año. El reskilling es el aprendizaje constante de nuevas habilidades; el cual se ha vuelto esencial para enfrentar el mundo laboral del futuro sin que este nos deje atrás.

Ya no es suficiente solo estudiar una carrera profesional. Entre más avanza la tecnología, lo que estudiamos se vuelve inservible o desactualizado con mayor rapidez. Y el entorno laboral es una muestra de ello: la brecha de habilidades que existe entre lo que los empleadores necesitan y lo que los empleados saben es cada vez mayor.

Deloitte habla sobre los resultados locales de la investigación “Tendencias Globales en Capital Humano 2020” y lo que se me hizo fascinante; es la manera de como plantea el tema de las prácticas relacionadas al fortalecimiento de las capacidades de los colaboradores en las compañías. Habla sobre como podemos potencializar las habilidades de nuestros lideres a raíz de lo que ellos requieren en su área laboral.

¿El reskilling es necesario ?

Que los trabajadores no tengan las habilidades necesarias para enfrentar el mundo laboral actual mas sobre esta pandemia; actual afecta a ambos lados. Tanto a los propios trabajadores como a las empresas mismas. En este sentido, un estudio del Foro Económico Mundial pone énfasis en el papel crítico que el reskilling tiene hoy para enfrentar el escenario laboral actual. Este es necesario para evitar un que ambos pierdan; frente a la revolución tecnológica y todos los cambios sociales que se están manifestando en este año.

En general, esta es la recomendación de varios estudios sobre el tema. Por su parte, la consultora Hays en su informe anual de igual manera aconseja a gobiernos y empresas de que se aseguren que su fuerza laboral está preparada. Esto a través de capacitaciones y la mejora continua de habilidades y potencializar talentos; así como la resiliencia, el pensamiento creativo y el crítico entre otros.

¿Cómo podemos crear la resiliencia?

Ante circunstancias difíciles como lo ha sido el 20202 es frecuente sucumbir al estrés, sufrir falta de concentración, reducir la productividad o encontrar dificultades para generar ideas creativas. La resiliencia es una base para estos contextos donde la adversidad aparece.
 
Esta capacidad de sobreponerse a los problemas es una característica que algunas personas desarrollan desde una edad muy temprana, pero en la mayoría de los casos se trata de un rasgo que se cultiva con el tiempo.

Lo primero es saber que la residencia se puede aprender y desarrollar, es necesario conocer que es la capacidad que tiene una persona para enfrentarse a situaciones adversas y salir de ellas. En el entorno laboral, la resiliencia hace referencia a la capacidad de los trabajadores de superar dificultades como pueden ser la tensión, los conflictos, el mobbing, la sobrecarga de trabajo, el cambio al teletrabajo etc.

El cambio forma parte de la vida. Donde hay cambio, hay adversidad y, donde hay adversidad, hay oportunidad de crecimiento organizativo. Por eso, conviene tener equipos mental y emocionalmente preparados para enfrentarse a las las dificultades que se están presentando y que esta nueva normalidad nos lleva a potencializar estos conceptos importantes que a veces damos por hecho o los usamos como un simple concepto.
                                                              
La resiliencia no solo es necesaria en grandes crisis, también en el día a día e incluso cuando las cosas van bien. Esta determinará la supervivencia de la organización es situaciones complejas como dicha pandemia, la cuestión económica etc.

Recent Posts