DESIGN THINKING UNA ESTRATEGIA PARA RECURSOS HUMANOS

 In Consejos

Necesitamos saber que el Design Thinking es una metodología que usa las herramientas que cada empresa tiene a su alcance, alineándolas con su estrategia para añadir valor al producto o servicio percibido por el cliente. Al ser un generador de innovación se puede aplicar en cualquier campo; incluso en los recursos humanos por ello decidí hablar de esta metodología que creo que será de utilidad para tus planificaciones en la norma 035 y ayudara a mejorar tus procesos de reclutamiento.

Existen beneficios al aplicar Design Thinking como desarrollar aquellas habilidades para encontrar soluciones tanto estratégicas como operativas. Como seres humanos Aprendemos con el camino, porque experimentamos; aportando valor en cada fase y paso que damos. Generamos conocimiento y nos relacionamos con las personas y los equipos que participan.

Lo que de verdad hace es empatizar, de manera que lo que el Design Thinking pretende es mejorar el cómo se hace algo. De manera que no solo gana el resultado, sino la forma de encontrar la respuesta, el camino. Ahí encontramos un foco muy humano, por lo tanto, qué mejor área que Recursos Humanos para descubrirlo.

Apliquemos Design Thinking en Recursos Humanos

Es fácil ver que Recursos Humanos tiene su propósito en las personas de la organización, y tambien conocemos que problemas tenemos dentro del departamento y la organización. ¿Dónde podríamos utilizar Design Thinking entonces? centrémonos en las necesidades y problemas que tienen nuestros los empleados. Recuerda que una de las cosas más destacables del Design Thinking es la empatía que se puede aplicar a varios procesos de RH como lo son:

  • Atracción de talento: Esta parte de RH siempre es constante la búsqueda de talento; tambien es importante ver que tiene muchas dificultades al pero si en la atraer el talento que realmente necesitan. Y ahí encontramos un claro ejemplo donde podemos enfocar el Design Thinking para tratar de hallar respuestas.
  • Resolución de conflictos interdepartamentales: Muchas organizaciones tienen bien diferenciadas las áreas de trabajo, no con proyectos colaborativos. Eso si nos lleva a no tener una buena comunicación interna, puede generar algunos conflictos entre departamentos y esta es una rea de oportunidad para aplicar el Design Thinking.
  • Experiencia del empleado: Tratar de que la persona dentro de la organización tenga una mejor experiencia, es uno de los retos de RRHH, y existen dificultades para identificar cómo mejorar estas arreas de oportunidad en algunas organizaciones. Ahí podemos aplicar Design Thinking, de manera que podamos detectar cómo lo podemos resolver. Tratar de entender su viaje dentro de la compañía y muchas veces las realidades que vive el empleado.
  • Entorno laboral: Entender que buscar la satisfacción de los empleados es clave para vincularlo a su bienestar. Conocemos ese dicho que dice empleados felices, empleados productivos. Y el entorno de trabajo es básico, cuestión que podemos abordar para mejorar.

Nuestro objetivo como organización y concretamente en RRHH, ha de ser que las personas se sientan a gusto, que tengamos a los empleados satisfechos y sean productivos, que podamos encontrar talentos que necesitamos, que humanicemos la organización alineada con la estrategia. Podemos innovar con Design Thinking para encontrar las mejores soluciones de manera que demos con las claves para generar los mejores vínculos.

Aplicación de Design Thinking

El proceso consta de 5 fases no obligatoriamente lineales. Se trata de un camino que permite ir hacia adelante y atrás.

  1. Empatizar: Es donde comprendemos las necesidades de las personas implicadas, ahí es donde nos ponemos en su lugar y tratamos de buscar esas mejores soluciones; aquello les puede ser mas funcional.
  2. Definir: Aquí filtramos todo lo recabado y nos quedamos con la información que aporta valor. identificamos los problemas y las posibles soluciones.
  3. Idear: Un lanzamiento sin fin de ideas que aporten valor sin poner en tela de juicio ninguna.
  4. Prototipar: Relazamos las ideas construyendo lo que podría ser un resultado factible. Ahí vamos generando una alternativa que puede mejorar la situación actual, de manera que nos vamos acercando a lo que podría funcionar.

Se puede ver fácil este proceso; la realidad es que se requiere de tiempo y de su calidad tambien lo cual a veces no se tiene en ciertas arreas. Recuerda que este es un proceso que te apoya para crear herramientas. No olvides que esto te puede ser de utilidad para tus planes y estrategias para la norma 035 que ya esta en vigencia.

Recent Posts
0