Desarrollar una estrategia de diversidad e inclusión una ventaja competitiva para las organizaciones

 In Consejos

La palabra diversidad ha tenido mucho enfoque en cuestiones sociales, su significado va a diversos; cualquier empresa muestra una diversidad en su cultura organizacional. Lo que he podido observar en los últimos 2 años dentro del mundo social es que la diversidad ha tomado grandes papales en muchos aspectos. El mundo laboral no se queda atrás. Por ello es importante romper algunos mitos y crear estrategias para poder tener mas movimientos de inclusión diversidad.

Según Forbes, “quienes adopten la diversidad tendrán más posibilidades de prosperar, mientras aquellos que la ignoren las tendrán de fracasar.” Esto explica la cantidad de publicaciones sobre diversidad que aparecen a diario. Pero desarrollar una estrategia D&I eficaz no es tarea fácil exige un liderazgo potente e inclusivo.

¿Qué es diversidad e inclusión?

Es importante conocer de que se trata estos dos aspectos que son completamente distintos pero complementarios. Diversidad es todo lo que nos distingue como personas y nos hace únicos; esto en términos de género, etnia, preferencia sexual, generacional y estilos de pensamiento; entre otros. La inclusión es la acción en donde vemos inmersos los distintos tipos de personalidades en pro del éxito de la organización. 

Estrategias para fomentar la diversidad e inclusión

Hoy es casi imposible imaginar una organización moderna sin un enfoque administrativo diversificado. Los líderes de empresas globales e incluso compañías de tamaño medio; incluyen en el día a día de los negocios el conocimiento profesional y personal de sus empleados. De esta forma, diferentes dimensiones de diversidad como la edad, nacionalidad, etnicidad y género, entre muchas otras, juegan un rol primordial en su rutina diaria.

Hacer una exitosa implementación de una política de Diversidad e Inclusión al interior de la empresa, bases hoy mencionare algunas que se han desarrollado y mencionado en algunos artículos, entrevistas con especialistas sobre este tema:

Revisar la cultura organizacional

El primero paso siempre será la base de toda nueva estructura que realices. El desarrollo de una cultura organizacional lo suficientemente abierta y libre de prejuicios como para comprender diferencias de cualquier tipo. Esto significa la incorporación de los principios fundamentales de la inclusión en los procesos y en toda la organización para que D&I sea parte de todo lo que se hace.

Se iniciar por revisar el estilo y lenguaje de las comunicaciones de su empresa, integrar esos segmentos de la población que aún no estén representados en posiciones de liderazgo, incorporar el aprendizaje intercultural en las acciones de entrenamiento y revisar políticas y procedimientos como reclutamiento, selección, contratación de proveedores, gestión del desempeño, reconocimiento entre otros

Gestionar las habilidades individuales

La posibilidad de aprender de diferentes perspectivas es fundamental para tener éxito en el entorno actual y ofrecer las mejores soluciones para los clientes. Esto requiere que cada trabajador incorpore conductas en su día a día que traduzcan la cultura a sus acciones. Existen pregunats para poder crear un entorno de consciencia en la empresa como lo son: ¿Soy consciente de mis propias preferencias y prejuicios? ¿Busco activamente perspectivas diferentes a la mía? ¿invito a mi equipo a contribuir y participar en formas que sean consistentes con sus propias fortalezas y estilos?, ¿puedo adaptar mi propio estilo para trabajar eficazmente con los demás?

Modelar en inclusión a líderes y equipos

Movilizar a las personas hacia una cultura de D&I necesita de acciones permanentes y sistemáticas de sensibilización y entrenamiento, como cualquier otra habilidad, para que las políticas que se definan sean sostenibles o y se materialicen efectivamente en resultados óptimos para el negocio. Puede realizar talleres para equipos de líderes,  realizar visitas a empresas líderes en D&I con sus colaboradores, socializar resultados de benchmarks de diversidad, entre otras.

Tomar el poder de la diferencia y aprovecharlo no es una tarea sencilla. Una gestión exitosa de la diversidad requiere un intenso trabajo y un monitoreo constante de las acciones implementadas y los impactos que genera; que sin duda brindaran beneficios para la organización.

El mundo cambia constante mente y dentro de estos cambios todos los días trabajamos con diferentes personas, diferentes equipos y en diferentes entornos. Todo esto es parte de vivir en un mundo en proceso de globalización que requiere personas cada vez más preparadas para navegar de manera eficiente a través de todas las diferencias.

Recent Posts