¿Cuales son los rasgos del liderazgo que necesitamos?

 In Consejos

¿Sabes lo que realmente significa ser un líder? usualmente buscamos que en nuestra empresa, departamento o en la vida exista un líder, en algunas ocasiones no conocemos lo que implica ser un líder y que rasgos necesita tener para poder llegar a sus objetivos dentro o fuera de una empresa.

Esta palabra viene del término inglés “leader“, que a su vez proviene de lead, cuyo significado es “dirigir”. Un líder es alguien que guía a un determinado número de personas. El liderazgo es un proceso dinámico que cambia continuamente. Los líderes no suelen ejercer su puesto a la fuerza, deben ganárselo y reinventarse constantemente.

De hecho, es dudoso que el principal a cargo de una empresa pueda denominarse líder si no guía a su equipo. No podemos olvidar que sin seguidores no habría líder. Es prioritario que éstos apoyen sus decisiones para que todos estén contentos y los resultados sean óptimos.

Escucha activa

La escucha activa implica observar y preguntar, flexibilidad y confianza, apertura y firmeza. Ya no se trata solo de saber qué necesidades tienen los equipos, sino también de escucharlos activamente, es decir, reunir todas sus ideas; aportaciones y llevarlas a la práctica. Cuando hay una escucha activa en el equipo; los integrantes entienden y comprenden mejor la razón de su trabajo. Amplían su visión y dirección acorde a sus estrategias y metas.

Inteligencia emocional

Dentro del mundo laboral siempre se estará lidiando con adversidades constantes por ello es necesaria la inteligencia emocional que es uno es de los mayores retos para cualquier ser humano. Se requiere tener foco incluso en días de estrés, desánimo, tristeza y cansancio.

Para que estas variaciones de humor no perjudiquen el trabajo de tu equipo o negocio, se debe cuidar siempre la salud mental; separando un tiempo para el descanso, ocio y actividades que te hagan bien. Es importante tener conciencia de que todos estamos sujetos a problemas e imprevistos que pueden afectar nuestro estado emocional.

Sin embargo, como el trabajo de un líder suele influir en un número considerable de personas; lo ideal es que él aprenda a reconocer sus cambios emocionales y no permita que ellas perjudiquen el lado profesional.

Proactividad

La proactividad no significa sólo tomar la iniciativa, sino asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decidir en cada momento lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer.

La persona proactiva es aquella que toma el liderazgo de su propia vida, genera acciones y elige sus propias respuestas a situaciones y circunstancias particulares. Sus principales cualidades son la tenacidad y la determinación. En la proactividad existe la confianza en sí mismo y asume nuevos retos al tomar la iniciativa y realizar una acción durante esta iniciativa actúa con decisión y determinación para alcanzar la meta que se a planteado.

Ser ejemplo

Existe una frase de Albert Einstein que me llamo mucho la atención al evaluar el significado de ser un ejemplo el dijo que “el ejemplo no es la mejor manera de enseñar, es la única” y, esta frase, es muy poderosa cobra sentido cuando se habla de la relación entre un líder y su equipo.

Debes ser el primero en trabajar duro, en tomar las responsabilidades que amparan tu posición y; a su vez, hacerlo con honestidad, ética y autenticidad. No se pretende ser lo que no eres. La habilidad de liderazgo también puede verse como la capacidad de entregar responsabilidad y delegar tareas. Aquellos que trasladan responsabilidad a sus empleados los motivan y garantizan su lealtad.

Se innovador y visionario, detecta oportunidades de mejora, crea un ambiente que estimule la creatividad y sobre todo, confía en ti mismo y tu equipo te seguirá.

Asertividad

La asertividad es primordial en el liderazgo. Esta habilidad le permite expresar sentimientos, ideas, opiniones de forma respetuosa, justa y oportuna Desarrollarla hace mejor y más eficiente al líder, pues el liderazgo es influencia, persuasión y servicio.

Un  líder necesita adaptarse a  sus interlocutores,  atendiendo al modo y a la forma que quieren ser tratados sus colaboradores.

Ser asertivo es determinante para el líder.  Un Líder que cuida y controla sus sentimientos y se expresa de la forma adecuada consigue beneficios que redundan en el equipo y en los integrantes, ellos/as consiguen ser  más productivos y generar ideas de  mejor calidad.

Recent Posts