Conociendo las metodologías ágiles más utilizadas y sus ventajas

 In Consejos

Todos sabemos que el mundo en donde vivimos; cambia constantemente cada vez que cerramos los ojos, existe un cambio radical la realidad es que no sabemos cuando cambiara todo.Por ello existen guías de gestión de proyectos; los cuales tratan de adivinar el futuro y son por lo tanto muy estructurados. Es así como necesitamos modelos que ayuden a responder rápidamente ante los cambios, por esta razón se crearon las metodologías ágiles.

Las empresas que en verdad creen y apuestan por la transformación digital son las que mayormente acaban implantando metodologías ágiles en el interior de su empresa ya que tiene ventajas muy notorias como lo son: mejorar la satisfacción del cliente, aumento de la motivación y la aplicación del trabajo en equipo, permite ahorrar tiempo y costos, existe un aumento notorio en la velocidad, eficiencia, y una mejora en calidad del producto o servicio.

¿Qué son las metodologías ágiles?

Estas metodologías son aquellas que se encargan de adaptar el proceso del trabajo a las circunstancias y contexto en el que se encuentra, para que, si ocurre algún inconveniente o cambio inesperado en el panorama, los procedimientos en la empresa puedan adaptarse con facilidad y de manera inmediata, y así el proyecto no se vea afectado.

Todas las metodologías cuentan con principios que se respetan al momento de aplicarlas, de esta manera, la empresa que decida incorporar a las metodologías ágiles en su gestión de proyectos, podrá tener una guía para hacerlo eficientemente algunas de ellas son:

  • Están creadas para aceptar positivamente a los requisitos cambiantes; esto implica que se procesan bien, aun cuando llegan en una etapa tardía del desarrollo del proyecto. De esta manera, los procesos ágiles le dan una ventaja competitiva a la empresa que las utiliza.
  • Las personas encargadas de la empresa y los desarrolladores de las metodologías ágiles deben trabajar en conjunto y mantener una comunicación cotidiana durante el tiempo de desarrollo del proyecto.
  • Toda la información que ingresa y toda la información que sale debe ser comunicada entre los desarrolladores de las metodologías ágiles y las personas de la empresa cara a cara, esto para garantizar la eficiencia y eficacia en el proceso.
  • Se va a determinar que todo el proceso está funcionando cuando el, producto o servicio empiece a funcionar.
  • Los procesos que intervienen en las metodologías ágiles ayudan a promover el desarrollo sostenido. De esta manera, tanto los desarrolladores, patrocinadores como los usuarios deberán de mantener un ritmo constante de manera indefinida.
  • Responder inquietudes y aclarar preguntas.
  • contar con una simplicidad para maximizar la cantidad de trabajo que se elabora.

Las 3 metodologías ágiles más utilizadas

Existen numerosas metodologías ágiles empleadas por distintas empresas; sin embargo existen tres que son las más utilizadas por su facilidad al emplearlas y porque garantizan excelentes resultados, estas son: SCRUM, Programación Extrema-XP y KANBAN.

EXTREMA-XP

Conocida por sus siglas XP (eXtreme Programming), es una metodología basada en un conjunto de reglas y buenas prácticas para el desarrollo de software en ambientes muy cambiantes con requisitos imprecisos, por ende está enfocada en la retroalimentación continua entre el equipo de desarrollo y el cliente. Es por ello que iniciando el proyecto se deben definir todos los requisitos, para luego invertir el esfuerzo en manejar los cambios que se presenten y así minimizar las posibilidades de error. XP tiene como base la simplicidad y como objetivo la satisfacción del cliente.

En resumen las principales características de la programación extrema son:

  • Desarrollo iterativo e incremental.
  • Programación en parejas.
  • Pruebas unitarias continuas.
  • Corrección periódica de errores.
  • Integración del equipo de programación con el cliente.
  • Simplicidad, propiedad del código compartida y refactorización del código.

SCRUM

Esta metodología, es un marco de trabajo de procesos ágiles que trabaja con el ciclo de vida iterativo e incremental, donde se va liberando el producto por pares de forma periódica, aplicando las buenas prácticas de trabajo colaborativo (en equipo), facilitando el hallazgo de soluciones óptimas a los problemas que pueden ir surgiendo en el proceso de desarrollo del proyecto.

Con Scrum se realizan entregas regulares y parciales del producto final, todas ellas con una prioridad establecida que nace según el beneficio que aporten al cliente, minimizando los riesgos que pueden surgir de desarrollos extremadamente largos. Es por tal motivo, que Scrum está especialmente indicado para proyectos en entornos complejos, donde se necesitan obtener resultados de manera inmediata y donde son fundamentales los siguientes aspectos: la innovación, la productividad, la flexibilidad y la competitividad.

kANBAN

Proveniente de una palabra japonesa cuyo significado es “Tarjeta Visual” es un marco de trabajo que requiere una comunicación en tiempo real sobre la capacidad del equipo, utilizado para controlar el avance de trabajo en una línea de producción, en la cual se clasifican las tareas en sub estatus, esto con la intención de determinar los niveles de productividad en cada fase del proyecto.

KANBAN, simplifica la planificación y la asignación de responsabilidades, en un tablero se representan los procesos del flujo de trabajo, cómo mínimo deben existir tres columnas (Pendiente, En Progreso, Terminado), la cantidad de tarjetas en estatus pendiente forma parte de lo solicitado por el cliente, aquellas colocadas en progreso dependerán de la capacidad del equipo de trabajo. por ejemplo esta metodología es la que aplica Trello, uno de nuestros programas de gestión de proyectos preferidos.

Ventajas

  • Fomenta la responsabilidad dentro del equipo y aumenta la autonomía y la transparencia. El trabajo colaborativo, la fluidez en la comunicación de los equipos y la participación equitativa de todas las partes hacia un objetivo común, claro y conciso ayuda a que los equipos sean más eficaces y autónomos. 
  • Permite dimensionar mejor los proyectos minimizando los riesgos. Las revisiones continuas permiten la adaptación al cambio de una manera más eficiente, que evita sorpresas tanto para el equipo como para el cliente respecto a los tiempos de entrega y los costes.
  • Facilita la priorización y toma de decisiones. Al estar todas las personas involucradas con un ritmo de trabajo constante y evitarse las jerarquías, la operativa es más rápida maximizándose los resultados buscando la eficiencia y optimización.
Recent Posts