4 Pasos a seguir para un proceso exitoso de onboarding

 In Ambiente laboral, Comunicación, Consejos, estrategias

Es real que mas del 20% de los empleados abandonan su puesto de trabajo durante los primeros tres meses de su incorporación a una nueva empresa. Por este motivo, el proceso de onboarding se ha convertido en una de las prioridades más importantes para el área de Recursos Humanos de todo sector.

Para que tu proceso de onboarding  sea exitoso es importante que conozcas todos los pasos que debes realizar, desde la fase de reclutamiento hasta el cumplimiento del primer año de contrato. y por ello hablamos de la integración en tu equipo de trabajo y el proceso de adaptación a la cultura organizacional de tu empresa. Sin embargo, la palabra onboarding suele ser malinterpretada. En Latinoamérica, por ejemplo, este proceso sigue siendo asumido como un proceso de inducción, cuando se trata de un proceso verdaderamente estratégico para la operación de la empresa.

Primero paso : El pre-onboarding 

El onboarding comienza desde que se inicia la búsqueda del candidato. Es importante que, a la hora de redactar una oferta laboral y entrevistar a los candidatos más prometedores, se comunique de forma clara:

  • Cuáles son los valores corporativos de la empresa.  
  • En qué consistirá el trabajo que va a a realizarse.
  • Normas y horarios a seguir.
  • Características del departamento o equipo en el cual se desarrollará el trabajo ofertado.

Segundo paso a dar : onboarding en el primer día de trabajo

Debemos aceptar que el primer día en un nuevo puesto de trabajo es una jornada llena de dudas, preocupaciones, ilusiones y expectativas. Por tanto, es útil que alguien de Recursos Humanos se encargue de facilitar su inducción:

  • Acompañar a la persona a su puesto de trabajo:
  • Presentarle a los integrantes de su nuevo equipo.
  • Explicarle cómo funciona la empresa en cuanto a: horarios de entrada y salida, períodos de descanso, pausas comida, turnos, organigrama, etc

Tercer paso : la primera semana

Al igual que el primer día de trabajo, la primera semana es crucial para que el trabajador se sienta bienvenido en su nueva compañía. Intenta no pedir demasiado a los recién llegados y dales tiempo para que observen a sus compañeros y aprendan de ellos.

En esta etapa del proceso de onboarding:

  • Selecciona a un mentor o anfitrión que guíe al nuevo trabajador. A poder ser, que sea alguien que pertenezca a su departamento.
  • Entrega a los nuevos integrantes un listado con todos los departamentos por donde deben pasar y las tareas que deben conocer.
  • Dosifica la información para no saturar sus capacidades cognitivas y evitar inútiles frustraciones.
  • Asegúrate de que el mánager hable frecuentemente con los recién llegados y responda a todas sus dudas.
  • Haz un balance al final de la semana.

Cuarto paso: onboarding continuo

Un buen plan de onboarding no acaba tras la primera semana de trabajo del nuevo integrante. Pocos días no son suficientes para que alguien llegue a conocer todas las características de su puesto de trabajo, por tanto, es necesario que entiendas el onboarding como un proceso continuo.

Asegúrate de que los responsables de equipo hagan un seguimiento semanal durante el primer mes y mensual durante el primer trimestre.

Recuerda Algunos puntos claves de este proceso

  • No dejes que el proceso de onboarding esté únicamente gestionado desde el área de Recursos Humanos. Implica también a los supervisores y a los propios equipos de trabajo.
  • Ofrece tu feedback constructivo durante toda fase del proceso de onboarding. Corregirás errores y fomentarás la confianza entre personal y empresa.
  • Permite que tu nuevo empleado sea lo más independiente posible. 
  •  Recuerda que el aprendizaje es un proceso continuo en nuestras vidas y que todos tus empleados, incluso los más veteranos, podrían beneficiarse de refrescar su conocimiento sobre la empresa en la que trabajan.
Recent Posts